La primera vez que leí sobre Alimentación Consciente no entendí bien a qué se refería. ¿Consciencia en la alimentación? ¿Influye cómo comes y qué comes? ¿Las emociones están relacionadas? Nunca nadie me había educado en ese sentido.

Ahora la Alimentación Consciente me acompaña en mi forma de entender la vida. En mi día a día he integrado la consciencia, y no sólo en la alimentación, sino en todo lo que realizo.

Desde que me inicié en la naturopatía mi vida y mi salud cambiaron. Antes comía sin sentido, simplemente porque era lo que tocaba.  No era consciente de la importancia que tiene combinar correctamente los alimentos o cómo afecta la actitud con que los comes. Aquí empezó mi descubrimiento.

¿Qué es Alimentación consiente y cómo influye en mi bienestar personal?

El proceso de alimentación no sólo está relacionado con ingerir alimentos. Eso simplemente es la punta del iceberg, y pocas veces lo hacemos correctamente. ¿Conoces la diferencia entre alimentarse y nutrirse? Es aquí donde empieza el camino de la Consciencia en la Alimentación y su relación con el Bienestar personal.

Alimentarse se refiere a comer los alimentos sin ningún sentido, simplemente ingerir por ingerir sin saber qué es lo que le estás ofreciendo a tu cuerpo. Alimentarse es adquirir cualquier producto que se encuentre en los supermercados, en la sección de alimentación, e introducirlos en la boca sin saber qué te está produciendo en tu cuerpo. Alimentarse es comer rápido, sin sentarse en una mesa, sin dedicarse un momento, mirando la televisión o discutiendo con tus compañeros. Alimentarse es comer productos congelados,  precocinados, industriales, sin vida, sin nutrientes, sin energía.

Entonces, ¿qué es Nutrirse?

La nutrición empieza en la consciencia en el carro de la compra. Saber dónde comprar alimentos que tienen vida, recién recolectados, frescos, con energía. Estos alimentos son ricos en nutrientes que son los que permitirán el equilibrio de nuestra salud y ofrecerán al cuerpo las vitaminas, minerales y macronutrientes que necesita. Nutrirse es cocinar desde el amor y el respeto, como si fuera un regalo que nos hacemos cada día. Es comer sentado en la mesa con harmonía, sin prisas, disfrutando del momento en que estamos regenerando el cuerpo y alimentándolo. Nutrirse y alimentarse conscientemente es cocinar con alimentos ecológicos, libre de tóxicos y con producto de temporada acordes a nuestro entorno.

¿Por qué está relacionado con el Bienestar personal?

Según la Real Academia Española, el bienestar es el conjunto de las cosas necesarias para vivir bien. Es un término subjetivo y no sólo se relaciona con el dinero para abastecer la parte material. El bienestar personal está relacionado con las necesidades, los gustos y las emociones de las personas.

Conseguiremos el estado de bienestar cuando actuemos acorde a lo que necesitamos y queremos. Cuando empecemos a escuchar nuestro cuerpo y a ofrecerle aquello que pide. Cuando dejemos de ofrecerle estimulantes para acallarlo y le proporcionemos lo que necesita, tanto a nivel físico como a nivel emocional.

¿Sabes escuchar qué te dice tu cuerpo? ¿Sabes cuándo habla tu parte física y cuando habla tu parte emocional? Sólo cuando la respuesta sea afirmativa se llegará al completo bienestar. Quien empezará a hablar será tu cuerpo, tus necesidades, tus emociones y no tu ego ni tus creencias.

Ser consciente en la alimentación y en qué decía mi cuerpo me permitió entender qué es ser feliz. La felicidad es mi estado puro de bienestar personal.

Es cierto que la felicidad es muy relativa. En mi proceso personal no sólo cambié a nivel físico, aunque era lo más aparente. Me sentí más viva, más enérgica, más saludable. Pero los cambios más importantes fueron en la forma de verme y quererme. El camino no siempre fue fácil y recto, pero gracias a ello descubrí la importancia que tenía la alimentación en todos los aspectos y como, una vez trabajada a todos niveles, me permitió mi camino hacia la felicidad.

Ser feliz no sólo es sonreír o los momentos puntuales de risas.

La felicidad es vivir acorde a tu sueño, a tus palabras y a tus acciones. Ser consciente de lo que haces y de lo que comes. Ser consciente que formas uno con la naturaleza y permitirte escuchar esa conexión para dejar que tu cuerpo hable y te indique.

Ser feliz significa ser consciente de tú día a día y vivir la vida que realmente quieres, vivir tu verdadera historia.

¿Con la Alimentación Consciente se consigue?

Te permite conectar con tus emociones. Cómo comes refleja tu estado del día a día. Cómo te nutres o cómo te cocinas refleja lo que te quieres. Conocer que pide tu cuerpo significa la conexión que tienes con él.

¿Quieres ser feliz? Empieza queriéndote y escuchándote. Tu cuerpo es tú templo. Es aquí el primer paso hacia tu bienestar personal.

Txell Avilés. Alimentación consciente para ser feliz

info@txellaviles.com

www.txellaviles.com