Queridos Reyes Magos,

Os doy las gracias por este año 2016. He aprendido mucho, no sólo a nivel profesional sino también a nivel personal. Ha sido un año en el que he ido sembrado semillas que os pido que pronto florezcan.

En los últimos meses me ofrecisteis uno de los mejores regalos: reencontrarme con el baile, una de mis pasiones, y volver a conectar conmigo.

Es una gran suerte poder decir que hago lo que me gusta, tanto a nivel profesional como en mi tiempo libre. Llegar a esto es conectar con mi felicidad.

Igual que me estáis ofreciendo estos regalos, os pido que me dejéis hacer un poco de Reina Maga y poder ilusionar y sorprender a la gente.

Este año quiero enseñar a TOMAR CONSCIENCIA CON LA ALIMENTACIÓN.

Os explico lo que hago, así lo entenderéis mejor:

“Entender cómo comes y qué comes es muy importante. ¿Por qué? Porque te permite llegar a tener consciencia con el propio cuerpo, entender qué es lo que necesita y poder ofrecérselo.

¿Has pensado alguna vez lo importante que es escuchar el cuerpo?

¿Sabes que él nos habla y pocas veces comprendemos lo que nos dice?

También, tomar consciencia en la alimentación permite volver el cuerpo al equilibrio. ¿Qué significa esto?

¡Que esos quilitos ganados en Navidad se perderán como si nada!

 

No hablo de dietas, no me gusta este término. Mi trabajo no consiste en contar calorías, mi trabajo consiste en enseñar hábitos para que las personas las introduzcan en su día a día y su cuerpo cambie, sin que sea un esfuerzo para él.

Hábitos tan fáciles como no combinar depende qué alimentos o no comer fruta después de las comidas.

Una alimentación consciente y saludable no sólo consiste en dejar de comer según que alimentos. Es cambiar la filosofía del día a día. Conectar con el cuerpo, las emociones y la mente. Entender que formamos parte de una tríada: cuerpo, mente y alma y reconocer qué estamos alimentando en cada momento.

Dentro de la consciencia también entra el amor y el respeto que tenemos hacía nosotros. Como te quieres influye en como comes.

¿Te dices me quiero, soy perfect@ cada día?

¿Te sonríes y sonríes?

Quiero enseñar a reconectar con el cuerpo a través de la alimentación para ser feliz.

¿Me permitís dar un poquito de vuestra magia durante este año?

Yo me quedo con la ilusión con la que he hecho cada paso en mi transcurso de año.

Inicio el 2017 con muchas ganas de seguir aprendiendo y seguir entregando lo mejor de mí. Es eso lo que os pido, poder seguir realizando mi trabajo desde el amor y la pasión, así todo sale mejor.

Feliz noche mágica,

firma